sábado, 13 de septiembre de 2008


1 comentario:

Mª Milagros dijo...

Al ver las fotos me ha sobrecogido la fuerza destructora de la naturaleza que en un instante convierte en ruinas lo más querido y necesario. Sin embargo, el texto me ha revelado la gallardía de un pueblo y unas gentes que saben lo que vale la solidaridad, la práctica de las relaciones y el gesto de encontar y buscar una mano tendida.
Estas dos imágenes unidas me han llevado a pensar en lo que de verdad es importante. Gracias Soledad por iniciar este blog que voy a difundir.
Mª Milagros Montoya